Saltar al contenido

▷ El Mago de Oz ◁ Adaptación del libro para Niños

Portada » cuentos cortos infantiles para niños » El Mago de Oz

El cuento del Mago de Oz es un libro de literatura infantil publicado en mil novecientos. Su autor es Lyman Frank Baum y la historia de la pequeña Dorothy es famosa en el mundo entero. Es el primer cuento que está ambientado (cuando menos en parte) en los USA (la historia original empieza en Kansas) puesto que hasta ese momento toda la literatura infantil estaba ambientada en Europa.

En Planeta Primaria hemos hecho una adaptación de la historia original a fin de que puedas gozarla nuevamente. ¿No tienes ganas de conocer al León, el Espantapájaros y el Hombre de lata?

El cuento El Mago de OZ adaptación del libro infantil

Dorothy vivía con sus tíos en una preciosa casa de madera en la mitad del campo, era una zona poco poblada y muy árida. Como único compañero de juego, tenía a Totó, un perro revoltoso y también inteligente.
Un día un horrible tornado apareció de la nada y se tragó por completo la casa y el granero. Dorothy y Totó que jugaban dentro, se amedrentaron mucho al apreciar como la casa de despegaba del suelo.

Al asomarse a la ventana y ver aquella enorme casa volando en círculos por todo el terreno no podían creerlo. La casa se sostuvo virando 2 o bien 3 veces en el aire, mas entonces empezó a volar en silencio, arrastrada por el viento…

Estuvieron de esta forma múltiples días, descreídos sin poder parar de mirar por la ventana, hasta el momento en que un día, la casa empezó a subir y subir, hasta el punto en que solo podían ver nubes.

Pasaron múltiples días más, hasta el momento en que una mañana, Totó y Dorothy se despertaron con un estruendos de madera que crujía.

La casa estaba aterrizando sobre un bello césped de un verde refulgente. Dorothy ya no tenía temor y, empujada por la curiosidad, empezó a salir poquito a poco para mirar a su alrededor.

No había indicio de sus tíos, de la granja, del resto animales ni de los vecinos… ¿De qué forma volverían a casa?

¿Estaban lejísimos?

¿Dónde estaban?

Dorothy decidió que había que aventurarse en la espesura del bosque para intentar hallar a la manera de vovler a su casa, quizá un leñador les podría señalar el camino. Con lo que eso hizo, al lado de su amigo Totó, empezó a pasear bosque a través.

A penas había recorrido unos metros, cuando en la mitad del bosque, la niña pudo percibir un extraño camino. Entre los arbustos y el césped cubierto de hojas, aparecían unas grandes losas amarillas, de un color semejante al oro, que se ponían acumuladas, grandes, pequeñas y medianas, cuadradas y redondas, una a una iban conformando un sepentenate camino que se adentraba en el bosque.

Sin dudarlo, Dorothy empezó a pasear sobre las losas, dando alegras saltos y cantando, mientras que Totó, algo más prudente, olfateaba bien ese curioso suelo.

Pasaron las horas sin ver a nadie… Cuando en la distancia, pudieron ver un Espantapájaros que esstaba justo al filo del camino. Se pararon a observarlo un rato y para su sorpresa, el espantapájaros se quito el sombrero y afirmó «Buenas tardes»

¡Dorothy prácticamente se cae del susto! al paso que Totó empezó a ladrar y gruñir. ¿Un espantapájaros que habla?

«Perdona si te he atemorizado ¿ asimismo verás al Mago de Oz?»

– «¿Quién es ese mago?» respondió Dorothy, que todavía no podía pensar que hablaba con un espantapájaros de harapo.

«Es el hombre más sabio y poderoso del planeta, todo cuanto quieres, pude hallarlo. Yo me dirijo a Oz para solicitarle un cerebro, estoy fatigado de tener una cabeza llena de paja»

Entonces, Dorothy supo que si deseaba localizar la manera de regresar a su casa, aquel mago debía saber la manera de hacerlo. Decidió acompañar al espantapájaros, tras tener que separar a Totó múltiples veces, puesto que en cuento se desatendía, pe pequeño can le mordía los tobillos de paja.

En el camino se hallaron con el Hombre de Lata que estaba sentado en una piedra haciendo caras extrañas.

-«¿Qué te sucede?»

El hombre de lata, torció el labio y empezó a hacer unos sonidos extraños que sonaban a lata hueca. «Estoy triste» afirmó.

Pero había algo extraño en su cara. El espantapájaros, probando que en lugar de cerebro tenía paja, afirmó la primera cosa que pasó por su cabeza:

-«No semejas triste, semejas más bien, atemorizado, feliz, enojado, alegre, aliviado y cansado… Todo a la vez»

«Ese es mi problema» afirmó el hombre de lata. No tengo sentimientos, necesito un corazón para poder sentir de veras.

Dorothy con su amigo Totó y el espantapájaros invitaron al hombre de lata a que les acompañase en busca del Mago de Oz. De esta forma cada uno de ellos podría lograr lo que deseaba.

De repente apareció un león en el camino, todos se atemorizaron pues no se imaginaban que era el león más cobarde del planeta. Deseaba ser valiente mas no sabía de qué forma hacerlo ¡Hasta tenía temor de su sombra!

El león estaba en medio del camino, paseaba distraído por él, olfateando el suelo y parándose para lamerse las patas. De repente, viró la cabeza y se quedó petrificado al ver a Dorothy, Toto, y sus nuevos amigos absolutamente quietos y con cara de temor.

El espantadizo león, creyó que algo horrible debía haber aparecido de entre los matorrales, y que justo estaba detrás suya, de ahí que, aquellas personas tenían esa cara de temor.

Como no era novedad, el espantapájaros afirmó la primera cosa que le pasó por la cabeza.

-«No nos comas leoncito, no nos comas… Y si deseas comer, que no sea a mi, soy de paja y no tengo buen sabor…»

– «¿Comeros yooooo? afirmó el león. Si creía que había una bestia detrás mía que nos iba a comer a todos.

La carcajada fue general, una confusión muy entretenida. «Me siento alegre» afirmaba el hombre de lata una y otra vez.Pronto hicieron buenas migas con aquel león, que les contó su inconveniente para ser valiente. Conque juntos emprendieron el viaje al lejano reino de Oz para hacer sus solicitudes al mago.

En dirección al castillo del mago el paisaje se volvió poco a poco más extraño y fascinante: curiosas flores y plantas enormes sonreían a los recién llegados. En un instante dado, en la cima de una montaña lejana, apareció un enorme castillo: allá vivía el Mago de Oz.

Por fin llegaban. Solo debían pasear por la larga avenida de losas amarillas hasta llegar al castillo y solicitarle al mago que cumpliese sus deseos.

Cuando llegaron a la puerta, ya antes de llamar, se prepararon para encontrarse con el Mago de Oz: Dorothy se peinó los rizos y pasó la mano por Totó para peinarle asimismo, el León sacudió el polvo de su melena, el Espantapájaros verificó que tenía el relleno bien apretado y el Hombre de Lata se echó unas gotas de aceite en las rodillas para no hacer estruendo al pasear.

Una vez que entraron, hallaron a un anciano con una tierna mirada en su cara. Dorothy le contó su historia y tras oír sus solicitudes el Mago decidió cumplirlas, dándole a cada uno de ellos lo que verdaderamente quería…

Dorothy soñaba con abrazar a sus tíos nuevamente.

El Hombre de Lata deseaba tener un latido en el pecho que le hiciese sentir.

El león tener el valor que se espera de él.

Y el Espantapájaros deseaba tener inteligencia y no una cabeza llena de paja.

Totó, asimismo cumplió sus deseos y el Mago le concedió un enorme hueso inacabable para morder y lamerse una y otra vez.

Todos juntos festejaron un que habían alcanzado su objetivo y a pesar del largo camino habían logrado lo que procuraban. La celebración se prolongó hasta muy tarde y Dorothy se quedó dormida, abrazada a Totó.

Cuando despertó, estaba en su cama, en su casa y todo estaba en su lugar, sus tíos la aguardaban para desayunar… Dorthy se preguntaba si había soñado todo aquello hasta el momento en que al irse a calzar, vio que la suela de sus zapatos estaba teñida de amarillo… Fue a buscar a Totó que se hallaba en el jardín mordiendo un hueso enorme y para salir de su sorprendo, apreció como varias briznas de paja se caían de su cabeza.

~ FIN ~

Más sobre este cuento

El libro de El Mago de Oz

“El fantástico Mago de Oz” es un libro de literatura infantil escrito por Zyman Frank Baum, publicado por vez primera en mil novecientos. Desde ese momento, es una de las obras más editadas en el mundo entero traducida a muchos idiomas y formatos.

De hecho, se han creado incontables adaptaciones teatrales, por norma general en formato musical y dirigidas a los niños, que son los principales objetivos del libro.

La historia de El Mago de Oz cuenta las aventuras de Dorothy Gale, una huérfana que vive en una granja con sus tíos y con Totó, su perro. Un día, una vecina es mordida por Totó, quien al ver las posibles consecuencias de lo que ha hecho, decide escaparse de casa. Pronto retorna al lado de su dueña, mas esta decide desamparar su hogar por si acaso la vecina retorna y desea castigar al cánido. Conque recoge sus cosas y se va para buscar una vida mejor para ella y para su perro.

Durante su viaje, Dorothy se halla con un supuesto adivino, llamado «Profesor Marvel», quien, con la pretensión de que la niña vuelva a casa, la engaña haciéndole pensar que su tía está enferma. Nuestra protagonista vuelve corriendo a su hogar, mas un repentino tornado se desata y debe ocultarse en un sótano fuera de la casa. Por los fuertes vientos, Dorothy se golpea y pierde el conocimiento.

Al despertarse, descubre que la granja ha sido tragada por el tornado, y cuando este para, deja caer la casa con Dorothy y Totó sobre la fantástica tierra de Oz. Desde ese instante, los dos van a conocer a una enorme pluralidad de personajes, cada uno de ellos con unos valores expepcionales, con los que van a vivir aventuras imborrables.

Pero, un día ella se percata de que echa de menos a su familia y, repitiendo la oración “se está mejor en casa que en ningún sitio”, lúcida en su habitación rodeada de su familia, a quien cuenta todas y cada una de las aventuras que ha vivido. Todos se ríen y llegan a la conclusión de que no ha sido más que un sueño.

El libro de El Mago de Oz es una pieza maestra que habla de la bravura y nos enseña esenciales valores como el amor a la familia, la amistad, la ternura, el coraje y la entendimiento. Tanto niños como adultos van a aprender en esta historia que cualquier viaje que emprendamos nos va a enseñar y nos convertirá en mejores personas que además de esto van a saber hacer en frente de sus temores.

Personajes de El Mago de Oz

Todos los personajes que Dorothy y Totó hallan a lo largo de su viajes son entrañables y especiales. Cada uno de ellos de ellos tiene una falta a la que desea poner solución, y de ahí que solicitan ayuda al Mago de Oz. Valientes y decididos, se asisten los unos a otros en todo instante, y ponen de manifiesto valores como la amistad, el valor y el amor. Todo ello les va a hacer lograr cada uno de ellos de sus anhelos y vivir felices por siempre.

Dorothy

La protagonista de esta historia es Dorothy Gale, una niña huérfana que vive en una granja de Kansas (USA) con su tía Emma, su tío Henry y su cánido Totó. Pese a su corta edad, es formidablemente valiente, y encara con una increíble resolución todas y cada una de las contrariedades que se marchan interponiendo en su camino. Siempre y en todo momento decidida, no muestra ni un instante de debilidad a lo largo de todo el viaje.

Totó

Es el can que acompaña a Dorothy a lo largo de todo el camino. Simpático y tierno, apoya siempre y en todo momento a su compañera de aventuras y la ayuda para volver a casa.En verdad, si bien no desea regresar, entiende la necesidad de ella y la acompaña hasta conseguirlo.

El espantapájaros

Conoce a Dorothy y esta le ayuda a bajar del palo donde unos granjeros le han colgado para atemorizar a los cuervos. Es un simpático personaje que, si bien tiene poco cerebro, poquito a poco va aprendiendo algo nuevo. Mas deseaba más, con lo que le solicita al mago de Oz un cerebro de veras, no uno de paja. Cuando lo logra, su autoestima aumenta y por último, llega a regir el país.

El hombre de hojalata

Encuentra a Dorothy cuando esta le ayuda a engrasar sus articulaciones, que lo han tenido a lo largo de un año en exactamente la misma situación. Le solicita al mago un corazón de veras para poder tener sensibilidad, puesto que una hechicera que lo transformó en una persona de lata. Pese a ello, es un personaje de gran bondad y muy cariñoso, lo que le lleva a ser el máximo gobernante del país de la Hechicera de Occidente cuando esta muere.

El león

Es un animal muy cobarde, y como no desea continuar teniendo temor, solicita al mago de Oz que le dé valor. Mas, pese a sus miedos, salva a Dorothy y al resto de sus compañeros de viaje en múltiples ocasiones. Por todo ello, el León llega a tener su anhelado valor, lo que le va a llevar a transformarse en Rey de las Bestias.

La película de El Mago de Oz

El mago de Oz es un largo musical del género fabuloso que fue producida Metro Goldwyn en el año mil novecientos treinta y nueve. Protagonizada por Judy Garland, hoy en día se considera como una película de culto.

En el instante de su estreno resaltó por sus temas musicales y por los personajes tan especiales y también infrecuentes. Fue nominada a 6 premios Óscar, incluyendo el de mejor película. Por último, ganó 2 estatuillas en las categorías de mejor canción original, por el tema “Over the Rainbow”, y mejor banda sonora.

A pesar de las críticas tan positivas que recibió, el estreno de la película fue un descalabro de taquilla. En verdad, si bien fue la producción más cara de esta productora hasta la data, no recobró totalmente la inversión hasta sus reestreno, diez años después. En la actualidad, es un largometraje considerado como Memoria del Planeta por la Unesco.

Estos cuentos asimismo te pueden gustar:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)