Saltar al contenido

¿Por qué está inclinada la famosa Torre de Pisa?

La Torre de Pisa, si nos paramos a meditar en los monumentos más identificables y visitados del planeta, este es uno de ellos. No se puede negar que es una enorme obra de la arquitectura, mas para la mayor parte su enorme atrayente está en lo que la hace más especial: la torre está torcida y semeja a puntito de desplomarse.

¿Por qué razón está inclinada la conocida Torre de Pisa? ¿Puede caerse en cualquier instante?

En las próximas líneas descubrirás ciertas cosas que a lo mejor no sabes sobre este emocionante tema.

¿Qué es la Torre inclinada de Pisa?

Antes de nada tienes que saber que Pisa es una pequeña y bonita urbe italiana atravesada por el río Arno. En el centro, en pleno casco viejo, se halla la Plaza de los Milagros, un circuito que reúne 4 esenciales edificios religiosos edificados en la Edad Media: el Baptisterio (sitio destinado a los bautizos), el Cementerio, la Catedral y la simbólica Torre.

La Torre inclinada de Pisa es la torre donde están las campanas. Como puedes ver, en un caso así el campanario no se hizo en exactamente la misma catedral, sino más bien en un edificio aparte, en lo alto de esta esbelta torre cilíndrica.Su exterior está cubierto de mármol blanco y rodeado de galerías, arcos y columnas que le dan un aspecto bien elegante y propio del Románico del centro de Italia.

Empieza la construcción de la torre y… ¡empiezan los inconvenientes!

No está clarísimo quién fue el arquitecto técnico al que se le encargó la construcción. Se piensa que su autor fue Bonanno Pisano, quien empezó las obras en el siglo XII, precisamente en el año mil ciento setenta y tres.

¿Piensas que la torre se diseñó a fin de que desde un comienzo estuviese inclinada?… ¡Desde luego que no!

La torre de Pisa debía ser totalmente vertical como todas y cada una de las torres, mas las cosas no salieron como estaba planeado.

Tardaron 5 años en levantar los 3 primeros pisos y cuando se estaba edificando la cuarta planta, se vio que algo iba mal: ¡La torre se inclinaba cara el Norte!

¿Por qué razón la Torre de Pisa comenzó a tumbarse? ¿Por qué la Torre de Pisa está inclinada?

¿Deseas ver un vídeo explicativo muy cortito sobre la Torre de Pisa?

Te planteo que pienses en algo… Imagina que estás de pie sobre la arena de la playa con las piernas juntas y sepultadas solo hasta los tobillos.

¿Qué piensas que pasaría si de súbito, el suelo comenzase a moverse? Probablemente te costaría sostener el equilibrio, te inclinarías en alguna dirección e inclusive podrías caerte. El movimiento y la poca unión de tus pies son la causa. Si por contra, estuvieses sepultado hasta las rodillas, te sostendrías derecho y el riesgo de venirte abajo sería mínimo ¿cierto??

Bien, este es un fácil ejemplo casero que se me ocurre para explicarte la razón de que la torre se haya apartado respecto a su eje vertical.

La clave está en el suelo. El sitio donde se asienta la torre es poquísimo estable. El subsuelo es pantanoso y está formado sobre todo por arena y arcillas, con lo que no es muy sólido y tiende a desfigurarse y a moverse.

Al inconveniente del suelo se unió que la una parte de la torre que está sepultada, o sea, donde va anclada, que son los cimientos, tienen solo tres metros de profundidad… ¡Poquísima fijación para una torre de cincuenta y cinco metros de altura y prácticamente quince mil toneladas de peso!

Ambos factores unidos dieron como resultado una construcción que de año en año iba apartándose de la perpendicular y acercándose al suelo arriesgadamente.

Ante el peligro de derrumbe, no hubo más antídoto que parar su construcción y dejarla a medias a lo largo de un largo tiempo.

La construcción de la Torre de Pisa continúa…

Sí… las obras se reanudaron, mas 100 años después, en mil doscientos setenta y dos, que es cuando se decide llenar los pisos que faltaban y que en suma eran 7 más el campanario.

Para procurar nivelarla ¿qué hizo el nuevo arquitecto técnico? Puesto que no se le ocurrió otra cosa que edificarlos en vertical sobre la torre inclinada, haciendo para compensar un lado más alto que otro.

¡El desastre fue total! Deseando arreglarlo lo que logró fue que la torre prosiguiera inclinándose mas esta vez cara el Sur. Nuevamente, debieron dejar la torre sin finalizar.

Un siglo después la torre proseguía en su lugar con lo que se plantearon terminarla de una vez, agregando al fin el último piso, el de las campanas. Asimismo fue construido de forma vertical sobre la torre inclinada ¡Otra vez exactamente el mismo fallo!

En mil trescientos cincuenta, doscientos años tras poner la primera piedra, la torre estaba terminada. Desde ese momento se ha ido inclinando y por los consecutivos añadidos, ha adquirido una forma encorvada que recuerda a una banana.

¿Se va a caer la Torre de Pisa?

El gran miedo siempre y en toda circunstancia ha sido el posible derrumbe de la torre. Hasta hace pocos años, las probabilidades de caída eran altísimas. Se inclinaba más de año en año y a un ritmo más veloz.

Como absolutamente nadie sabía de qué forma eludir el posible desastre, en mil novecientos noventa se prohibió que los visitantes pudiesen entrar ¡Era verdaderamente peligroso! A fin de que te hagas una idea, desde su construcción se había tumbado entre 5 y 6 metros respecto al eje vertical de la base.

En los últimos años se logró lo que parecía un milagro. El gobierno italiano reunió a un conjunto de especialistas que consiguieron, a través de un complejo sistema de consolidación y nivelación del suelo, utilizando materiales como el plomo y el hormigón, que la Torre de Pisa se asentara y además de esto, comenzase a enderezarse.

Ahora mismo la situación está muy controlada y su inclinación es aproximadamente la que tenía hace 2 o bien 3 siglos. Conforme los más entendidos, a lo largo de los próximos trescientos años no hay riesgo de que se desmorone. Después… ya se va a ver.

¿Sería posible enderezarla totalmente? Parece que con la tecnología actual podría hacerse, mas a absolutamente nadie le interesa: perdería el encanto que la hace conocida a nivel del mundo y el turismo dejaría de asistir a Italia para verla.

¿Puedo subir a la torre?

Sí pues hoy día la torre de Pisa está abierta al público. En los últimos tiempos asimismo se hicieron trabajos de limpieza y restauración y ahora está más preciosa que jamás.

Desde el mirador del campanario las vistas a la urbe son fabulosas. Eso sí, no olvides ponerte tus zapatillas más cómodas pues deberás subir una escalera de caracol de prácticamente trescientos peldaños para llegar hasta lo más alto.

Cuando estés arriba recuerda que ya antes que hubo un pisano famosísimo que a fines del siglo XVI acostumbraba a subir a la Torre de Pisa para efectuar ensayos científicos sobre la gravedad.Era el enorme físico, astrónomo y matemático Galileo Galilei, quien desde el mirador, lanzaba al unísono objetos con diferente peso (plumas, bolas pesadas…) para revisar si caían a exactamente la misma velocidad y llegaban al suelo al tiempo.O cuando menos, eso cuenta la leyenda…

Más info en Torre de Pisa Wikipedia

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)