Saltar al contenido

La obra de arte animada de Disney y Dalí

Para todos , Salvador Dalí y Walt Disney son un claro ejemplo de genialidad. Los 2 recorrieron una gran parte del siglo veinte y alcanzaron el éxito cada uno de ellos en su campo, mas lo que bastante gente no sabe es que un día sus caminos se cruzaron y forjaron una amistad que les llevó a trabajar juntos en un proyecto muy singular.

¿Deseas saber exactamente en qué consistía? Enseguida lo descubrirás. Ya antes te recomiendo que conozcas ciertos datos interesantes sobre sus vidas y su contribución a la cultura artística y popular.

¿Quién fue Salvador Dalí?

¡Prácticamente todo el planeta reconoce a Salvador Dalí! Su aspecto estrambótico, sus largos bigotes y su comportamiento peculiar, le transformaron en un icono de la cultura moderna en todo el planeta ¡No deseaba pasar inadvertido y vaya si lo logró!

Pero esto no debe hacernos olvidar que se considera uno de los artistas más esenciales del pasado siglo y que sus cualidades artísticas eran indiscutibles. No solo fue pintor, sino más bien asimismo escultor, dibujante, grabador, escenógrafo…

Nacido en Figueres (España) en 1904, probó desde muy joven una imaginación fuera de serie y una muy, muy grande habilidad para el dibujo. Vivió a lo largo de años en la villa de Madrid, donde estudió Hermosas Artes y comenzó a exponer sus primeros trabajos, y después en la ciudad de París.

Fue amigo de los intelectuales y artistas más esenciales de su tiempo, como el versista Federico García Lorca, el cineasta Luis Buñuel o bien el genio de las artes Pablo Picasso, y se transformó en la figura más famosa del movimiento artístico llamado Surrealismo, surgido en la década de los años veinte.

Dalí y el Surrealismo

Piensa un tanto en tus sueños… ¿Verdad que mientras que duermes vives historias que te desconciertan pues mezclas recuerdos y personas que no se conocen entre sí? ¿Y a que en ellos te suceden cosas pasmosas, aparecen seres fabulosos, objetos extraños y te mueves por lugares que son pura ficción?

Pues imagínate que una mañana, al despertarte, decides pintar todo lo que has soñado ¡Seguro que el cuadro sería algo como un caos de imágenes a medio camino entre la realidad y la fantasía!

Esto es en una gran parte lo que los pintores surrealistas trataban de reflejar en sus pinturas: el planeta de los sueños y de los pensamientos ocultos en lo más profundo de la psique que uno no puede supervisar.

¿De qué forma lo plasmó Dalí? Puesto que lo hizo creando extrañas imágenes que, si bien prácticamente siempre y en toda circunstancia son identificables, no aparecen de forma realista por el hecho de que se extienden, se desfiguran, se funden o bien se mezclan unas con otras para crear figuras fabulosas y paisajes increíbles.

Una de sus obras surrealistas más esenciales es La persistencia de la memoria. En ella los relojes semejan derretirse como el queso y la asociación de imágenes es sorprendente, irreal, tal y como si estuviésemos viendo un sueño pintado.

Además, sus cuadros ocultan muchas cosas que no se ven salvo que nos paremos a observarlos detenidamente. Compruébalo mismo en la obra llamada Cisnes que se reflejan como elefantes ¡Te sorprenderá descubrir varias imágenes camufladas que no son lo que semejan! ¿O bien sí lo son?…

¿Quién fue Walt Disney?

¿Quién no ha visto dibujos animados de Mickey Mouse o bien los tradicionales de Disney como Alicia en el país de las maravillas, La Cenicienta, Dumbo, La Hermosa Durmiente, Bambi…?

Todas estas producciones nacieron de la imaginación de Walt Disney, quien partiendo de cero y a base de mucho esmero, consiguió crear la compañía de animación más esencial del planeta.

Disney nació en la urbe de Chicago (E.U.) en 1901. Ya desde pequeño adoraba dibujar y sentía fascinación por el cine, con lo que no tardó en descubrir lo que deseaba hacer en su vida: crear personajes, inventar historias y dirigir películas.

Durante años trabajó para lograrlo y merced a su inventiva y buen olfato para los negocios, consiguió su meta: en mil novecientos veintitres, cuando tenía veintidos años, creó una pequeña empresa que pocos años después se transformó en la productora de las películas animadas más ovacionadas del cine.

Su primer personaje conocido, Mickey Mouse, comenzó en la enorme pantalla en mil novecientos veintiocho como protagonista de la primera película sonora de dibujos animados de la historia: Willie en el navío de vapor. Como ves, Disney fue asimismo vanguardista en el campo de las técnicas de sonido por el hecho de que hasta poquísimo tiempo ya antes, todas y cada una de las películas eran mudas.

A partir de ahí creó nuevos proyectos y al fin pudo generar el primer film (película larga) de dibujos animados de la historia del cine: la adaptación del cuento tradicional Blancanieves y los 7 Enanitos (mil novecientos treinta y siete), que tuvo un gran éxito. Después vinieron todos los otros que probablemente has visto un montón de veces y que le dieron fama mundial.

Su psique siempre y en todo momento estaba dándole vueltas a ideas originales y muy renovadoras. Un día se animó a hacer una de las más espectaculares: la creación del mayor parque temático del planeta. Lo diseñó a su gusto y planeó personalmente las increíbles atracciones hasta el último detalle.

El resultado fue la mágica Disneylandia, estrenada en mil novecientos cincuenta y cinco en California.

¿De qué manera se conocieron Disney y Dalí?

Mucho ya antes de hacerse amigos los dos genios ya se admiraban mutuamente y era cuestión de tiempo que un día se encontrasen.

En mil novecientos cuarenta y cuatro Dalí vivía con su esposa Gala en E.U.. Por aquel entonces, Disney leyó un libro sobre la vida del pintor y decidió enviárselo a su casa a fin de que se lo firmase. Has entendido bien: ¡le solicitó un autógrafo!

Dalí, muy afable, admitió, y desde ese instante, empezaron a escribirse cartas.Un año después, coincidieron en una celebración en Hollywood y se conocieron en persona.

Los 2 genios deciden unir su talento

A Disney le agradaba mucho la pintura. Por su lado, Dalí era un entusiasta del cine y hasta había desarrollado decorados para ciertas películas ¡Estaba claro que tenían muchas cosas en común!

Como se llevaban maravillosamente y les apetecía trabajar juntos, decidieron crear un novedoso corto que uniera el arte y el cine de animación.

Llegaron a un pacto que de entrada pintaba muy bien: Dalí haría los dibujos y trabajaría en el guion, al tiempo que Disney pondría a su predisposición la tecnología más avanzada del instante. El resultado había de ser algo jamás visto, una obra pasmosa y vanguardista que dejase al mundo entero pasmado.

¡Dalí estaba encantado! Se inspiró en una hermosa canción interpretada por la vocalista Dora Luz llamada Destino y decidió que ese sería el título de la película.

Trabajó codo con codo con John Hench, un creativo de la compañía para desarrollar el argumento: la historia de amor imposible entre Chronos, personificación del tiempo, y una mujer de carne y hueso.

Durante meses efectuó decenas y decenas de bocetos, dibujos y pinturas que todavía se preservan y el equipo técnico, con una parte de este material, grabó los primeros dieciocho segundos de la película.

Cuando todo parecía ir sobre ruedas sucedió algo inesperado: ¡el proyecto se anuló!

El negro destino de Destino

¿Qué pudo pasar a fin de que Disney y Dalí rompiesen su contrato y dejasen el trabajo a medio hacer?

Según ciertos, Disney y Dalí se enojaron por el hecho de que cada uno de ellos deseaba contar la historia de una forma diferente y no lograban ponerse conforme.

Otros consideran que fue pues la compañía pasaba una mala ráfaga económica tras la Segunda Guerra Mundial y Walt Disney no tuvo más antídoto que recortar gastos.

El caso es que por desgracia, si bien Dalí y Disney sostuvieron su amistad, el proyecto se guardó en un cajón, cada uno de ellos prosiguió su camino y nunca volvieron a trabajar juntos.

¡El proyecto resucita!

Un día, prácticamente sesenta años después, Roy Y también. Disney, sobrino de Walt Disney, se acordó de la enorme idea que su tío y Dalí habían dejado en olvido y decidió concluir el trabajo.

Recopiló las dibujos que había hecho el pintor, los textos que se habían escrito y toda la información que pudo ¡Deseaba respetar al límite la idea original!

Después, puso a trabajar a un enorme equipo de especialistas que usaron los dieciocho segundos que había grabados y completaron meticulosamente la película usando los métodos tradicionales de animación conjuntados con la avanzada tecnología actual.

El resultado

El resultado fue un espléndido corto de unos 6 minutos que nos transporta al planeta simbólico y mágico de la pintura y los sueños de Dalí, mas con ese aire y estilo Disney tan identificable.

Se estrenó en el año 2003 con enorme éxito de la crítica, recibió muchos premios esenciales y fue nominada al Oscar.

¿Te apetece ver Destino?

Nunca vamos a saber qué pensarían el enorme Walt Disney y el excelente Salvador Dalí si actualmente pudiesen ver su proyecto terminado, mas probablemente se sentirían orgullosos y muy conmovidos.

Por suerte, sí puedes gozarlo. Es una historia bastante difícil de comprender, mas despreocúpate pues se trata de que te empapes de la belleza de las imágenes y te dejes llevar por la preciosa canción que las envuelve.

Salvador Dalí

Wikipedia: Walt Disney

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)